Los síntomas de la alergia pueden confundirse con los de un resfriado común o con el COVID-19, de ahí la importancia de diferenciarlos. Mientras que los pacientes alérgicos no presentan un riesgo adicional en el COVID-19, los asmáticos deben extremar las precauciones para evitar un agravamiento de sus síntomas.

La sintomatología alérgica constituye una los principales motivos de consulta durante la primavera. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el 30% de la población española son pacientes alérgicos. De ellos, alrededor de la mitad presentan alergia al polen.

La pandemia por COVID-19 que estamos sufriendo ha coincidido, en nuestro país, con la época de polinización de diversas plantas y árboles como el ciprés, el plátano de sombra y, de forma más tardía, las gramíneas y el olivo, causantes de la sintomatología alérgica. Estas patologías presentan síntomas similares pudiendo dificultar el diagnóstico diferencial.

En el siguiente apartado tratamos de resumir las diferencias según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio Nacional de Salud, Consumo y Bienestar Social.

alergia Covid-19

Tabla 1: Sintomatología de alergia, resfriado o COVID-19. Los colores de la tabla se asocian a la presencia de los síntomas en cada patología. Fuente: Elaboración propia.

La infección por SARS-CoV-2, conforme a los datos recogidos de la OMS, se caracteriza por varios de los síntomas citados en la tabla 1. Los datos apuntan a que los síntomas diferenciales son fiebre, astenia o cansancio y tos seca. Sin embargo, se señala que la mayoría de las personas, o cursan de forma asintomática o con síntomas leves. Es importante apuntar que a medida que se va conociendo la enfermedad COVID-19, se están describiendo nuevos síntomas relacionados con diferentes órganos y sistemas (digestivo, neurológico, dermatológico). Nuevas investigaciones publicadas en Nature, estiman que el punto máximo de liberación del virus por vía aérea; por tanto, un mayor riesgo de contagiar ocurre antes de la aparición de los primeros síntomas por la enfermedad COVID-19.

Tanto la congestión nasal como la tos son síntomas compartidos por un resfriado común y una patología alérgica. No obstante, según comenta el doctor Pedro Ojeda, responsable de comunicación de la SEAIC, es preciso distinguir la alergia del resfriado (ver referencias al final).

Algunos de los síntomas más diferenciales de la alergia son los estornudos repetidos y la conjuntivitis, así como la erupción cutánea, aunque no siempre se presenta en todos los pacientes.  Los datos que nos deben hacer sospechar de sintomatología alérgica, sobre todo debida a pólenes, es que las molestias mejoran con cierta rapidez tras el consumo de antihistamínicos. Asimismo, los síntomas se agravan al estar al aire libre, principalmente en los días de sol y viento, experimentando mejoría en sitios cerrados.

Las indicaciones para reducir los niveles de pólenes en el interior de la vivienda se resumen en la siguiente tabla:

alergia Covid-19

Tabla 2: Recomendaciones para alérgicos. Fuente: https://www.seaic.org/inicio/noticias-general/nota-de-prensa-alergia-y-covid-19.html

Riesgo en niños y adultos

Los pacientes alérgicos, tanto adultos como niños, no presentan un riesgo mayor de contagio al virus del COVID-19, ni de agravamiento de la sintomatología alérgica. El sistema inmunológico de estos pacientes se defiende del mismo modo de las infecciones que los no alérgicos.

En el caso de los niños, los datos epidemiológicos hasta el momento indican que la infección por SARS-CoV-2 les afecta levemente. Sin embargo, no significa que se infecten menos, sino que normalmente presentan síntomas muy leves o, incluso, no presentan síntoma alguno (asintomáticos). En palabras de la SEAIC: “Los niños son unos excelentes vectores del virus”, afirma el doctor Pedro Ojeda. De hecho, las autoridades sanitarias aluden a la responsabilidad de los padres y tutores para explicarles a los niños la gravedad de la situación, supervisando que se laven con frecuencia las manos y sigan las medidas establecidas para prevenir el contagio.

Por su parte, los pacientes asmáticos sí que deben extremar las precauciones para evitar una crisis asmática, ya que son más propensos a sufrir complicaciones durante las infecciones respiratorias.

Recomendaciones para pacientes alérgicos

Las recomendaciones que deben de seguir los pacientes alérgicos son las mismas que el resto de la población, y que se recogen en el documento publicado por el ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Es importante que sigan el plan de acción terapéutica acordado con su especialista. En el caso de los pacientes asmáticos, se deben prestar especial atención a las medidas de prevención frente al COVID-19 y continuar con el tratamiento para el control del asma, consultando periódicamente con el especialista para un mejor seguimiento del tratamiento.

Referencias