Las autoridades sanitarias incluyen el asma dentro de la lista de grupos más vulnerables a desarrollar una enfermedad severa. Es fundamental tomar precauciones.

Según la Organización Mundial de la Salud, el asma es una enfermedad inflamatoria crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que pueden variar en gravedad y frecuencia de una persona a otra. Los bronquiolos se estrechan por inflamación y se secreta más mucosidad, dando lugar a una dificultad para respirar.

asma Covid-19

¿Soy una persona de riesgo? 

Las personas que padecen asma son más propensas a sufrir complicaciones durante las infecciones respiratorias, especialmente las víricas. Este tipo de infecciones generan mayor inflamación en los bronquios de las personas asmáticas. Esto puede generar una dificultad respiratoria grave, teniendo riesgo de sufrir una crisis de asma.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyen a las personas con asma entre los grupos vulnerables o de “alto riesgo” a la infección por COVID-19. La razón de estar incluidos en este grupo se debe al riesgo de sufrir una sintomatología más grave debido a la inflamación de base en los pulmones, una de las dianas principales de este virus.

Las sociedades científicas y clínicas comunican que las personas con asma no tienen mayor riesgo de contagio. Sin embargo, recomiendan la máxima precaución, el asma puede ser un factor de riesgo, debido a que estas personas pueden desarrollar una sintomatología más grave.

¿Debo seguir medidas especiales? 

Según la Nota de Prensa de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC), las personas con asma deben de seguir unas medidas especiales.

Las medidas de protección emitidas por las autoridades deben de seguirse por los pacientes asmáticos de forma muy rigurosa. Es importante destacar que el asma mal controlada puede aumentar la susceptibilidad a sufrir peor afectación de una enfermedad vírica, especialmente del COVID-19.

La recomendación de las autoridades es que, en caso de desestabilización del asma, se consulte con su alergólogo para que le detalle un plan de acción terapéutica.

¿Debo cambiar el tratamiento? 

Los expertos recalcan que es importante continuar con el tratamiento que tengan prescrito. Las autoridades sanitarias especifican la necesidad de que las personas con enfermedades crónicas dispongan de suficiente suministro de sus medicamentos.

Reducir el estrés y la ansiedad, también son factores que se destacan debido a que las emociones fuertes puedan desestabilizar la enfermedad, pudiendo causar una crisis asmática.

¿Qué pasa con los niños asmáticos? 

Los niños con una enfermedad crónica como el asma, también formar parte del grupo de riesgo frente al COVID-19. Ante esta situación que estamos viviendo se aconseja seguir las recomendaciones de Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP).

Resumen de pautas a seguir durante el COVID-19 si padeces asma: 

asma Covid-19

Si deseas obtener más información consulta la información de las autoridades sanitarias: