Aunque las alergias estén asociadas a la primavera, en otoño y en invierno también podemos sentir los síntomas propios de la rinitis alérgica.

La rinitis alérgica es una enfermedad muy común en nuestro país. De hecho, se calcula que uno de cada cuatro españoles sufre algún tipo de alergia, ya sea asma bronquial, rinitis, urticaria crónica, o alergia alimentaria, entre otras.

Esta enfermedad se describió por primera vez en 1873 cuando el Dr. Blackley confirmó las teorías del Dr. Bostock que relacionaban a las gramíneas con una “especie de resfriados sin fiebre”. Al principio, a la rinitis alérgica se la conoció como “Fiebre del Heno”. Sin embargo, no solo las gramíneas causan la temida rinitis alérgica.

En otoño, los alérgenos más comunes que causan asma bronquial y rinitis alérgica son los ácaros y algunas especies de la flora de nuestro país, que polinizan en esta época del año. La artemisia, las urticáceas y el ciprés liberan altas concentraciones de polen durante esta época, sobre todo en la zona mediterránea. Pero, además, la humedad y la temperatura otoñal hacen que algunos hongos alergénicos como la Alternaria proliferen, acentuando la sintomatología de los pacientes con sensibilización a estos microorganismos.

La rinitis alérgica se manifiesta con estornudos repetidos (en salvas), secreción nasal, picor, congestión nasal y se suele asociar a manifestaciones oculares (rinoconjuntivitis alérgica). Los pacientes también pueden sentir molestias en paladar y garganta.

Los lavados nasales constituyen un tratamiento coadyuvante para aliviar las molestias ocasionadas por la rinitis alérgica en otoño. La irrigación o lavado nasal evita la acumulación de polen u otros aeroalérgenos en la mucosa de la vía respiratoria superior, además de eliminar de forma eficaz el exceso de mucosidad provocado por esta afección.

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos el sistema RhinoDouche® para realizar lavados nasales de forma segura con altos volúmenes. La utilización de este dispositivo con SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada por Inmunotek específicamente para la mucosa nasal, permite obtener un líquido de irrigación que limpia, suaviza e hidrata la mucosa nasal.

Incorpora la irrigación nasal a tu rutina de higiene diaria, y ¡libérate de las molestias ocasionadas por las alergias durante el otoño!