Con la llegada de la primavera se manifiestan los molestos síntomas que produce la rinitis alérgica en aquellos pacientes con sensibilidad a algunos pólenes. ¿Cómo podemos paliar estos síntomas?

A lo largo de la primavera se produce la floración de muchas plantas alergénicas, por lo que, progresivamente, estaremos de nuevo expuestos al polen de muchas de las plantas que encontramos en nuestro país, como las gramíneas, el olivo o el plátano de sombra. Los síntomas de rinitis alérgica pueden volver a incrementarse o agravarse.

Para reducir la intensidad de estos síntomas alérgicos, son varios los consejos que los profesionales aconsejan seguir. Esta pequeña lista nos puede ayudar durante estas próximas semanas:

  1. Usa humidificadores y acondicionadores de aire con filtro anti-polen.
  2. Si tienes que desplazarte en coche, procura no tener las ventanas abiertas.
  3. No ventiles el domicilio a primera hora de la mañana y al atardecer (el período de mayor polinización).
  4. Dúchate y cámbiate de ropa al volver a casa, ya que tanto el polen como el coronavirus pueden haberse depositado sobre el pelo y la ropa.
  5. Usa la mascarilla cuando salgas del hogar. Esta evitará que los pólenes entren en tus fosas nasales y protegerá a los demás del contagio en el caso de que estemos infectados por coronavirus.
  6. Evita la exposición a compuestos irritantes de la mucosa nasal como el humo, el polvo, los sprays o los insecticidas.
  7. Consulta los recuentos de pólenes en cada zona (ofrecidos por la SEAIC).

Junto a estos consejos, es importante mantener una adecuada higiene nasal, evitando la retención de polen y de otros irritantes en la mucosa nasal. Para ello, se recomienda a las personas alérgicas que hagan irrigaciones nasales al levantarse, al mediodía y antes de acostarse.

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos el sistema RhinoDouche® para realizar lavados nasales de forma segura. La utilización de este dispositivo con SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada específicamente para la mucosa nasal, permite obtener un líquido de irrigación que recorre las fosas nasales y senos paranasales, arrastrando al exterior las secreciones, el exceso de mucosidad y los pólenes retenidos en las fosas nasales.

Añade RhinoDouche® al tratamiento sintomático de la rinitis alérgica en primavera y disfruta de los beneficios de la irrigación nasal.