Los lavados nasales son muy útiles, cuando se sufre rinitis alérgica, para eliminar las partículas de polen de nuestras fosas nasales y así limpiarlas e higienizarlas.

Aún no ha finalizado el periodo de polinización de muchas de las especies más alergénicas de la flora de nuestro país. Este año, los síntomas de la alergia primaveral (como, por ejemplo, congestión nasal, secreción nasal, picor en ojos, etc.) puede que se hayan visto disminuidos debido a una menor exposición al polen durante el confinamiento. Sin embargo, debido a la desescalada, muchas personas que padecen rinitis alérgica estacional comienzan a notar los síntomas.

Si sospechas que padeces alergia, debes consultar con tu médico especialista para realizar un diagnóstico, tratamiento y seguimiento adecuado.  

¿Cómo benefician los lavados nasales a los pacientes con alergia al polen?

Además del tratamiento farmacológico recetado por el especialista, los pacientes con alergia deben reducir, en la medida de lo posible, la exposición al polen. Se aconseja evitar pasear por jardines o parques, o salir a hacer deporte en horas de máxima concentración polínica, como son las primeras horas de la mañana y de la tarde.

Junto a estas medidas se recomienda la irrigación nasal como tratamiento complementario al prescrito por el médico. La irrigación o lavado nasal evita la acumulación de polen en la mucosa de la vía respiratoria superior. Ésta se basa en la introducción de una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir por el orificio contrario. Gracias a esto, se consigue una limpieza por arrastre mecánico que elimina los pólenes retenidos en las fosas nasales, así como el exceso de mucosidad.

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos el sistema RhinoDouche® para realizar lavados nasales de forma segura. La utilización de este dispositivo con SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada por Inmunotek específicamente para la mucosa nasal, permite obtener un líquido de irrigación que limpia, suaviza e hidrata la mucosa nasal.

No lo pienses más y añade RhinoDouche® a tu rutina de higiene diaria para disfrutar de los beneficios de la irrigación nasal.