Irrigación nasal frente al exceso de mucosidad

La rinitis alérgica suele ser una de las causas que producen exceso de mucosidad, entre otros síntomas.

La rinitis se caracteriza por la frecuencia de estornudos, picor en la nariz, taponamiento nasal y abundante mucosidad, generalmente transparente.

Las fosas nasales se obstruyen debido a la presencia excesiva de fluidos nasales. En algunos casos, este taponamiento nasal puede deberse también a la inflamación de la nariz. Estos síntomas generan otros efectos como la dificultad para respirar y la aparición de dolores de cabeza intensos.

Pero, ¿qué ocurre con la mucosidad? ¿Puede desencadenar otras patologías? Tanto la otitis como la sinusitis presentan mucosidad abundante como complicación de la rinitis.

Mientras que la otitis afecta principalmente a los oídos, donde se forma la mucosidad que es expulsada por la nariz, la sinusitis afecta a los huesos huecos de la cabeza, llamados senos.

¿Cómo combatir este exceso de fluidos nasales?  La irrigación nasal, también conocida como lavado nasal, es una solución especialmente indicada. La mezcla de sales favorece la limpieza de las fosas nasales, arrastrando las secreciones hacia el exterior.

La irrigación nasal consiste en la introducción de una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir al exterior por el orificio contrario.

RhinoDouche es un dispositivo diseñado por Inmunotek para poder realizar la irrigación nasal de forma fácil, cómoda y sencilla.

Si sufres de exceso de mucosidad, disponemos de productos específicos para la irrigación nasal. No dudes en contactar con nosotros para resolver tus dudas acerca de RhinoDouche. Y vuelve a respirar.

2018-11-09T10:31:09+00:0028 julio 2017|0 Comentarios

Dejar un Comentario