La irrigación nasal es recomendable para conseguir una buena limpieza nasal y eliminar a los microorganismos que entran a través de las fosas nasales. De hecho, mantener una higiene adecuada es una de las medidas para prevenir infecciones respiratorias, como el COVID-19.

La pandemia del coronavirus sigue presente en nuestro país, por lo que es recomendable que todos sigamos una serie de consejos y medidas de higiene para evitar contagiarnos con el virus del COVID-19. Algunas de ellas1 son:

  • Lavarnos las manos con agua y jabón frecuentemente con una duración entre 40 y 60 segundos. Este tiempo permite que el lavado sea efectivo y se eliminen los microorganismos depositados en nuestras manos.
  • La ventilación de nuestro hogar es también imprescindible. Como mínimo, debemos abrir las ventanas unos 5 minutos al día.
  • Limpiar y desinfectar nuestro hogar diariamente. Para ello, se recomienda usar lejía o cualquier otro producto desinfectante con actividad antimicrobiana. Recuerda no mezclar productos, ya que podría ser perjudicial para tu salud.
  • Si usamos nuestros coches para desplazarnos al lugar de trabajo, deberemos extremar las medidas de limpieza en el vehículo. Se aconseja limpiar con frecuencia las zonas que más se tocan, como el volante o el freno de manos, entre otras.

Junto a estos consejos, es importante mantener una adecuada higiene nasal. A lo largo del día respiramos unas 21.000 veces. Cada vez que inspiramos, millones de partículas de polen, bacterias, virus… entran en nuestro organismo y quedan retenidas en la mucosa nasal. Por ello, debemos extremar las precauciones y realizar irrigaciones nasales diarias mientras dure la pandemia por coronavirus. Con esta medida de higiene, eliminaremos las impurezas depositadas sobre la mucosa, incluidos virus y bacterias.

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos el sistema RhinoDouche® para realizar lavados nasales de forma segura. La utilización de este dispositivo con SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada específicamente para la mucosa nasal, permite obtener un líquido de irrigación que recorre las fosas nasales y senos paranasales, arrastrando al exterior las secreciones, el exceso de mucosidad y los pólenes retenidos en las fosas nasales.

Añade RhinoDouche® a tu rutina de higiene diaria y disfruta de los beneficios de la irrigación nasal.

Fuentes:

1.- Ministerio de Sanidad. Medidas higiénicas para la prevención de contagios de COVID-19.