La alergia en invierno

A pesar de que las alergias se asocian con la primavera, los alérgenos que las causan están presentes todo el año y el frío incrementa los síntomas.

Alergia y primavera suelen ir asociadas generalmente. Sin embargo, los alérgenos que desencadenan las alergias no desaparecen el resto del año. Los cambios de temperatura y , sobre todo, el frío afectan directamente al sistema respiratorio y potencian los síntomas causados por los alérgenos.

En invierno, la rinitis y el asma son alergias protagonistas. La congestión nasal, los estornudos, la tos y la picazón de nariz y ocular son sus principales síntomas en esta época.

El cambio de estación y el descenso de temperaturas favorecen la concentración de partículas alergénicas en el ambiente. Además, la contaminación ambiental está directamente relacionada con el incremento de las alergias respiratorias, especialmente en núcleos urbanos. Las principales alergias en invierno de este tipo son la rinitis alérgica y el asma bronquial.

Aunque la alergia no se puede prevenir, sí que puede contrarrestarse y aliviar sus síntomas. Medidas en el hogar, como ventilar la vivienda, evitar la humedad y limpiar exhaustivamente la casa para eliminar los ácaros, reducen los efectos.

Los lavados nasales son otra opción para mejorar los síntomas de la alergia, especialmente de la rinitis y la sinusitis. Si sigues nuestros consejos en tu hogar y continúas respirando con dificultad, RhinoDouche es la solución indicada para reducir la obstrucción nasal e hidratar la zona.

Inmunotek ha desarrollado RhinoDouche para el tratamiento fácil y efectivo de la obstrucción nasal. Numerosos estudios clínicos evidencian el éxito de la irrigación nasal en la mejora de los síntomas y calidad de vida de las personas que sufren congestión nasal.

Si tu invierno está determinado por las alergias, aprende a contrarrestarlas en tu hogar y vuelve a respirar con RhinoDouche. Te sentirás mucho mejor. 

2018-12-11T11:28:08+00:0017 enero 2018|0 Comentarios

Dejar un Comentario