Si cada día lavamos nuestros dientes, manos y cuerpo, ¿por qué no limpiar nuestra nariz con un lavado nasal?

Los lavados nasales, también conocidos como irrigación nasal, aportan numerosos beneficios a nuestras fosas nasales. Entre sus múltiples usos y aplicaciones, el lavado nasal puede servir como medida de higiene diaria.

A lo largo del día respiramos unas 21.000 veces. Cada vez que inspiramos, millones de partículas de polen, bacterias, virus… entran en nuestro organismo. Además, la contaminación puede provocar la inflamación de la mucosa nasal y alterar el sistema de autolimpieza nasal (aclaramiento mucociliar), haciendo que este no funcione correctamente.   

El lavado nasal como medida de higiene se recomienda en estas situaciones para limpiar la nariz de las impurezas depositadas sobre la mucosa y facilitar su eliminación. Además, como se trata de un tratamiento no farmacológico, puede usarse de forma prolongada en el tiempo. Podemos realizar un lavado nasal al día (al levantarnos o antes de acostarnos) para limpiar nuestras fosas nasales.

¿En qué consiste un lavado nasal?

El lavado nasal consiste en la introducción de una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir por el orificio contrario. Este lavado nasal debe de realizarse mediante una mezcla de sales especiales para irrigación nasosinusal que hidrate la cavidad nasal y que esté libre de conservantes y fármacos.

Por ello, para realizar los lavados nasales recomendamos el uso del dispositivo RhinoDouche® junto con SinuSal®, una mezcla de sales con Xilitol, desarrollada por Inmunotek y de venta en farmacias, ideal para usarla como medida de higiene. Es de fácil aplicación y puede ser utilizado con seguridad durante el embarazo.

Además, RhinoDouche® también es utilizado para aliviar los síntomas de la rinitis alérgica, la obstrucción nasal (provocada por catarros y gripes) y la sinusitis, así como para cuidados postquirúrgicos tras una cirugía endonasal.

¿Quiere saber más sobre RhinoDouche® y la irrigación nasal? Visite la web www.rhinodouche.es y descubra sus beneficios para la respiración.