El lavado nasal es un tratamiento no farmacológico que suele ser recomendado tras someterse a algunos tipos de cirugía nasal.

La cirugía nasal engloba diversos ámbitos, ya sea el de la estética, o el terapéutico, dirigido a solucionar los problemas de salud frecuentes en las fosas nasales y las vías respiratorias altas, como desviación de tabique nasal, sinusitis, pólipos nasosinusales y/o tumores, entre otros. Una de las cirugías nasales que más se practica en nuestro país es la cirugía endoscópica nasosinusal, también conocida por las siglas CENS. En este tipo de intervenciones la recuperación suele ser más rápida, ya que se evitan las frecuentes molestias derivadas de la cirugía nasosinusal abierta, como el dolor o los hematomas. No obstante, en ambos tipos de cirugías, la obstrucción nasal es casi constante, produciendo gran incomodidad en el postoperatorio.

Esta obstrucción se produce por la inflamación de los tejidos, junto con la mayor producción de mucosidad y el acúmulo de costras.

El lavado nasal es un tratamiento no farmacológico que suele ser recomendado tras someterse a este tipo de cirugía nasal. La irrigación nasal evitará la formación de adherencias al eliminar las costras y coágulos que se forman tras haberse sometido a esta operación. Así mismo, este tipo de lavado nasal eliminará el exceso de mucosidad y mantendrá hidratada la mucosa nasal. Todo esto disminuirá la obstrucción nasal mejorando la respiración y aliviando las molestias propias de la cirugía nasal.

¿Qué dispositivo de irrigación nasal es el más apropiado en estos casos?

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos la utilización de RhinoDouche® junto a SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada de manera específica para preservar las propiedades de la mucosa nasal.

Este tipo de lavado nasal con alto volumen de irrigación permite de una forma cómoda, sencilla y segura la limpieza eficaz del exceso de mucosidad que se produce en el postoperatorio de la CENS. Además, el lavado nasal usado tras esta cirugía nasal, ayuda a prevenir las infecciones respiratorias de las vías superiores.

RhinoDouche® no contiene conservantes ni fármacos, por lo que puede ser usado antes de la administración de medicación tópica nasal o durante el embarazo sin ningún tipo de complicación.