Los lavados nasales o la irrigación nasal son beneficiosos para aquellos pacientes que sufren goteo postnasal.

La descarga nasal posterior o goteo postnasal es la acumulación de mocos en la garganta o en la parte posterior de la nariz. Normalmente, las glándulas que se encuentran en la nariz y la garganta producen entre 1 y 1,5 litros de secreción mucosa fluida por día. Sin embargo, en ciertas ocasiones aumentan las secreciones debido a problemas relacionados con enfermedades como rinitis, resfriados o gripes. Además, las personas con el tabique nasal desviado son muy propensas a padecer goteo postnasal.

Este goteo postnasal puede provocar tos ydolor de garganta crónico, ya que se irrita por la acumulación de mucosidad. Este dolor de garganta no tiene un origen infeccioso. De hecho, si tomamos una muestra en la zona de la garganta,el médico no encontrará signos de infección aunque las amígdalas y otros tejidos glandulares estén inflamados por el exceso de mucosidad.  

El goteo postnasal puede afectar también a la voz ya la capacidad de hablar del paciente. En primer lugar, el goteo postnasal puede derivar en una laringitis, que si perdura mucho en el tiempo, puede ocasionar problemas más graves de salud. Asimismo, el goteo postnasal puede ocasionar una disminución de la resonancia nasal, por la inflamación de los cornetes nasales.

¿Cómo podemos aliviar el goteo postnasal?

 Los lavados nasales, conocidos también como irrigación nasosinusal, son un tratamiento coadyuvante para mitigar los síntomas del goteo postnasal. Los lavados nasales reducen la mucosidad retenida en la garganta, que da origen a las molestias y a la tos crónica.

 El lavado nasal consiste en la introducción de una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir por el orificio contrario. Este lavado nasal debe de realizarse mediante una mezcla de sales especiales para irrigación nasosinusal que hidrate la cavidad nasal y que esté libre de conservantes y fármacos.

 Por ello, para realizar los lavados nasales recomendamos RhinoDouche®, una mezcla de sales con Xilitol desarrollada por Inmunotek para el tratamiento coadyuvante del goteo postnasal y de otras patologías como la la rinitis alérgica y la sinusitis. Es de fácil aplicación y puede ser utilizado con seguridad durante el embarazo.