La obstrucción nasal en niños

La obstrucción nasal suele ser un síntoma muy frecuente asociado a varias afecciones de índole respiratorio. La obstrucción nasal es la dificultad para respirar por la nariz.

La cavidad nasal puede estar bloqueada por varias razones que incluyen las siguientes:

  • Gripes y resfriados: El moco de las enfermedades puede llenar la cavidad nasal y puede provocar obstrucción nasal temporal. El resfriado común es un virus que se contagia por el aire o por contacto. Los niños, al estar en contacto unos con otros en las guarderías y colegios, tienen un alto riesgo de padecer resfriados en invierno y otoño.
  • Medio Ambientales y el Clima: La estaciones frías y húmedas, así como la altitud y la humedad ambiental pueden afectar al bloqueo de la cavidad nasal de los niños.
  • Sinusitis: Los senos paranasales o las cavidades de la cara que drenan en la nariz se pueden llenar con moco, produciendo infección.
  • Rinitis alérgica: El moco puede ser producido por alergias, o por una reacción nasal a alérgenos como el polen o el pelo de las mascotas.
  • Rinitis no alérgica: El moco puede resultar de una reacción nasal a algún irritante como el humo o la contaminación.
  • Cornetes y Adenoides inflamados: Estos huesos a lo largo del interior de la nariz pueden estar inflamados debido a alergias o infecciones.
  • Introducción de un cuerpo extraño: La causa de obstrucción más frecuente en niños pequeños como resultado de introducir cualquier objeto en la nariz; como un cacahuate o semilla, provocando obstrucción y /o infección.
  • Tabique desviado: Los lados derecho e izquierdo de la nariz están separados por una pared hecha de hueso y cartílago llamada tabique. Algunas veces, el tabique se puede inclinar más hacia un lado, lo que provoca obstrucción en ese lado. Esta deformidad puede estar presente al nacimiento o resultar de un traumatismo en la nariz años después.

¿Cómo la evaluamos?
Cuando la obstrucción nasal se debe a una rinitis alérgica, el pediatra puede remitir al alergólogo o al otorrinolaringólogo. El especialista obtendrá un historial completo y examinará el conducto nasal del niño con un espéculo para tener una mejor vista de la nariz.

¿Cómo se trata?
Una vez que se determina la fuente de la obstrucción, el tratamiento puede incluir una espera vigilante, en la que se utiliza la irrigación nasal para estimular la eliminación del exceso de moco y en algunos casos puede estar acompañado de otras terapias farmacológicas orales o tópicas.

La irrigación nasal consiste en la introducción de una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir al exterior por el orificio contrario. En este recorrido, el líquido de irrigación arrastra el exceso de mucosidad del niño, así como las secreciones, pus, costras e impurezas. Gracias a esto, la respiración del pequeño mejora al aliviar la obstrucción nasal.

RhinoDouche es un producto sanitario, no farmacológico, que puede ser utilizado tanto por niños (en su versión Junior), como por adultos.

2018-11-16T15:08:04+00:0016 noviembre 2018|0 Comentarios

Dejar un Comentario