¿Padeces rinitis alérgica estacional y te encanta hacer deporte? ¡No te preocupes! Teniendo ciertas precauciones podrás disfrutar del ejercicio físico sin que tu salud se resienta.

En estos últimos años, es frecuente observar cómo cada vez más personas incorporan la práctica deportiva a su rutina diaria. Para algunas de ellas, el deporte se acaba convirtiendo en una actividad esencial en sus vidas para mantener su salud.

Antes de empezar a hacer deporte, debemos verificar nuestro estado de salud para comprobar que no tenemos factores de riesgo que puedan interferir en nuestro rendimiento, como, por ejemplo, lesiones o enfermedades crónicas. En este sentido, ¿puede la rinitis alérgica, una enfermedad ligada a épocas con mayores concentraciones de alérgenos en el ambiente, impedir la práctica deportiva? 

La rinitis alérgica, al ser una enfermedad que afecta a las vías respiratorias, da lugar a síntomas que reducen el rendimiento deportivo al dificultar que el paciente respire correctamente. Por ejemplo, si sufres de tos o congestión nasal, la respiración se dificulta reduciendo el rendimiento deportivo.

Ante esta sintomatología, debes acudir a tu alergólogo para detectar la rinitis alérgica a tiempo y encontrar el mejor tratamiento posible, siguiendo una serie de pautas para que puedas disfrutar del deporte, tanto en interior, como al aire libre.  

Entre estas pautas se recomienda hacer deporte en un lugar interior mientras el alérgeno se encuentre en altas concentraciones en el ambiente, o en épocas en las que las especies que nos produzcan alergia se encuentren en floración. Asimismo, recomendamos la irrigación nasal como medida de higiene para favorecer una respiración adecuada y para evitar una reacción alérgica al disminuir la cantidad de alérgenos acumulados en la mucosa nasal y la cantidad de secreciones.

¿Qué beneficios pueden aportar los lavados nasales a los deportistas que padecen rinitis? 

Como hemos mencionado anteriormente, tener unas fosas nasales limpias y despejadas ayudará a tener un rendimiento deportivo óptimo. Uno de los métodos más antiguos y efectivos para favorecer una buena respiración es la irrigación nasal, que puede ser de gran ayuda para deportistas que padecen rinitis.

Si eres alérgico al polen y quieres hacer deporte al aire libre, los lavados nasales pueden serte de gran ayuda, ya que, gracias a ellos, expulsarás los pólenes y mucosidad retenidos en las fosas nasales acumulados, mejorando la entrada de aire a los pulmones y optimizando tu rendimiento deportivo.

Para realizar irrigaciones nasales recomendamos a los deportistas usar RhinoDouche® junto a SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol desarrollada por Inmunotek. Este dispositivo para realizar lavados nasales es muy sencillo y cómodo de aplicar. ¡Que los síntomas de la rinitis alérgica no te impidan hacer deporte!