Llega el otoño, época en la que se observa un incremento de las infecciones respiratorias que pueden producir sinusitis. Te contamos cómo podemos prevenir y tratar esta enfermedad.

El otoño es una de las épocas del año más temidas por las personas que tienden a padecer sinusitis. El aumento de infecciones respiratorias causadas por virus (como los clásicos catarros o la gripe), así como las alergias del otoño (ácaros y hongos, principalmente), pueden generar en ciertos pacientes la aparición de sinusitis.

Además de la acumulación de mucosidad y del mayor riesgo de infecciones respiratorias, hay otros factores que pueden contribuir a la aparición de sinusitis en esta época del año, como son el humo del tabaco, los alérgenos y la contaminación.

La mucosidad que origina la sinusitis es una mucosidad espesa y difícil de eliminar, salvo que realizamos lavados nasales con elevada presión y utilizando un volumen adecuado para garantizar una limpieza en profundidad. Esta mucosidad, cuando se acumula, produce congestión nasal y el molesto dolor facial y de cabeza que suele acompañar a la sinusitis aguda. Además, su traslado desde los senos a la faringe provoca la tos para eliminarla, especialmente al estar tumbados.

El tratamiento de la sinusitis en otoño está orientado, sobre todo, al control de estos síntomas, reduciendo la mucosidad acumulada y la inflamación. Se recomienda el uso de analgésicos (para aliviar el dolor de cabeza) y la irrigación nasal (para la limpieza de las fosas nasales y senos paranasales).

La irrigación nasal es una forma de lavado nasal que limpia en profundidad la mucosidad acumulada en las fosas nasales y senos paranasales. Al eliminar dicha mucosidad, se reduce la carga de bacterias y virus en estas localizaciones, lo que contribuye evitar que se desarrollen las infecciones respiratorias.

¿Qué dispositivo debo usar para realizar correctamente un lavado nasal? 

Entre los dispositivos de irrigación nasal que existen en el mercado, recomendamos el sistema RhinoDouche® para realizar lavados nasales de forma segura. La utilización de este dispositivo con SinuSal®, una mezcla de sales con xilitol formulada específicamente para la mucosa nasal, permite obtener un líquido de irrigación que recorre las fosas nasales y senos paranasales, arrastrando las secreciones y el exceso de mucosidad al exterior.

¡Añade RhinoDouche® al tratamiento de la sinusitis este otoño, y comprueba sus beneficios para tu respiración!