IRRIGACIÓN NASAL

¿En qué consiste?

La acumulación de secreciones en la mucosa nasal causa obstrucción de la nariz, dificultad para respirar, y favorece la infección de las fosas nasales y senos paranasales.

La irrigación nasal es un procedimiento de lavado nasal en el que se introduce una solución salina por un orificio nasal, permitiendo al líquido hacer un recorrido completo por las fosas y senos paranasales hasta salir al exterior por el orificio contrario.

De esta forma, se consigue una limpieza completa por arrastre mecánico que permite eliminar de forma eficaz el exceso de mucosidad y secreciones, virus, patógenos, alérgenos y contaminantes depositados en el aire respirado. Esto conduce a un alivio de la inflamación y obstrucción nasal, mejorando la respiración.

Beneficios de la irrigación nasal

  • Elimina el exceso de mucosidad y las secreciones espesas.

  • Reduce la presencia de virus y patógenos de las fosas nasales y senos paranasales.

  • Disminuye la obstrucción y la inflamación nasal.

  • Su volumen de irrigación permite una limpieza nasal y paranasal completa.

  • Mejora la respiración nasal.

Uso en infecciones respiratorias víricas

La mucosa nasal es la zona de las vías respiratorias que acumula mayor carga viral*. La irrigación nasal reduce la carga viral en las fosas nasales y paranasales, pudiendo ser de utilidad para reducir la transmisión de infecciones víricas como la COVID-19.**

*Hou YJ, Okuda K, Edwards CE, et al. SARS-CoV-2 Reverse Genetics Reveals a Variable Infection Gradient in the Respiratory Tract. Cell. 2020;182(2):429-446.e14. doi:10.1016/j.cell.2020.05.042.
**Farrel N, Klatt-Cromwell C, Schneider J. Benefits and Safety of Nasal Saline Irrigations in a Pandemic – Washing COVID-19 away. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg 2020.

Indicaciones

Rinosinusitis
aguda y crónica

Rinitis alérgica
e infecciosa

Congestión y Catarros

Cuidado tras cirugía
endonasal

Limpieza nasosinusal
diaria

Limpieza previa a la
práctica deportiva

Limpieza previa al uso
de medicación intranasal

¿Cómo se realiza la irrigación nasal con RhinoDouche®?

1  Añadir el contenido de
     un sobre de SinuSal®.

2  Llenar la botella con
agua limpia y tibia del grifo.

3  Enroscar el tapón
adaptador nasal.

4 Introducir el adaptador en un orificio nasal, y hacer presión suave y constante sobre la botella de RhinoDouche®. El líquido de irrigación lava las fosas nasales y senos paranasales, saliendo por el orificio contrario. Este proceso debe repetirse en el otro orificio nasal hasta agotar la solución.

Explicación en video

Aval científico

Existen numerosos estudios clínicos que evidencian que la irrigación nasal o lavados nasales diarios mejoran los síntomas y calidad de vida de las personas que sufren obstrucción nasal, sinusitis crónica, mucosidad excesiva y alergias nasales.

DESCARGAR PDF